Discos para Videoconsolas

Consejos para elegir el mejor disco duro externo para la Xbox One

El mejor disco duro externo para la Xbox One
Escrito por Lurdes

Actualmente, la Xbox One viene con una capacidad de almacenamiento respetable que va desde los 500 GB hasta los 2 TB, aun así no es tan difícil llenar este espacio. Afortunadamente, siempre ha habido la opción de usar soluciones de almacenamiento externo, así que en lugar de abrir la caja y cambiar el disco duro por dentro, basta con enchufarlo.

Consejos para comprar un disco duro externo para la Xbox One

No todas las unidades de disco duro externas son creadas iguales, así que antes de zambullirte en una de ellas, cerciórate de que tu compra resuelva los requisitos.

(1) La unidad debe ser USB 3.0

No sólo la unidad, sino que si estás utilizando un concentrador USB, también debe ser USB 3.0. Parece que no hay que pensarlo, pero esta especificación es fácil de pasar por alto y sería una lástima descubrir que la unidad externa que compraste no va a funcionar.

(2) Debe ser mayor que 256GB

ampliar xbox one con discos duros externo

Y es que por muy barato que sea el almacenamiento en estos días, probablemente el precio no vaya a bajar más de lo que ya está incluido en la consola, así que si estabas pensando en volver a crear un disco duro para poder meter en el todos tus antiguos juegos, asegúrate de que sea lo suficientemente grande primero.

(3) Para unidades de 3 TB o menos, utiliza un disco duro portátil

La diferencia de costes entre un disco duro portátil y un disco duro de sobremesa para 3 TB y unidades de disco duro más pequeñas, es insignificante en comparación con la comodidad de las unidades portátiles.

No sólo son mucho más pequeños y fáciles de manejar, sino que además funcionan con un USB, algo que significa que un solo cable USB servirá para realizar un doble servicio, como lo es la carga y sincronización.

Los discos duros de sobremesa son más voluminosos, más altos, consumen más energía y requieren un adaptador de CA separado para la alimentación. Tampoco ofrecerán notables mejoras de rendimiento sobre sus hermanos portátiles si todo lo que estás usando es el almacenamiento de Xbox One.

(4) Para unidades de 4 TB o más, considera una unidad de escritorio de tamaño completo

Aquí vemos una diferencia de precios entre los dos. Además, no hay muchas unidades portátiles de 4 TB, por lo que la unidad de tamaño completo es la única forma de hacerlo. Por supuesto, si tienes el dinero o si mueves mucho tu Xbox One, te recomendaría una unidad portátil.

(5) Lo más probable es que no tengas que atenerte a ningún nombre de marca

Debido a que la interfaz USB 3.0 es universal y el almacenamiento es sólo almacenamiento, no es necesario que te adhieras a una marca en particular. Es muy probable que cualquier unidad USB 3.0 sea compatible con tu Xbox One.

(6) ¿Ya tienes una unidad interna? Compra una carcasa USB 3.0

Comprar una carcasa es mucho más barato que comprar un disco duro completamente nuevo y por fin podrás hacer un buen uso de ese disco antiguo tuyo.

Hay toneladas disponibles en Amazon y es que a diferencia de la PS4, la Xbox One se beneficia del rendimiento adicional que ofrece una unidad SSD conectada externamente, por lo que si ya dispones de una unidad, tírala en un recinto y disfruta de los mejores tiempos de carga en muchos juegos.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies