Mac

Discos duros externos Mac

 
Dentro del sector de la informática se puede decir que casi la totalidad de ordenadores que conocemos tienen una capacidad dentro de su disco duro que resulta a todas luces insuficiente. No importa si el ordenador es una marca u otra. Incluso dentro de los ordenadores de Apple nos topamos con esta realidad. Por ello los discos duros externos para Mac son tan importantes.
 

¿Qué disco duro externo para Mac elegir?

 
El primero detalle que tenemos que evaluar a la hora de decidirnos por un disco duro y otro es el del tipo de funcionamiento. Por un lado tenemos los denominados como mecánicos y por otro tenemos los conocidos como SSD. Los primeros están formados por un disco al que va unida una aguja que es la que lee los datos. En el segundo tipo lo que tendremos serán varios bloques de memorias flash. Ni que decir tiene que los primeros son más baratos pero presentan un rendimiento menor.
 
La capacidad de estos discos duros externos también es un factor que debemos tener muy en cuenta. Cada día son más los usuario los que, salvo para casos muy concretos, han podido observar que un pen-drive se queda corto para las exigencias que pueden tener. Si bien es cierto que hace un lustro, tener en nuestro bolsillo 16 GB o 32 GB disponibles podía ser todo un lujo a día de hoy no solo no lo es sino que es a todas luces insuficiente. De ahí que tanto si queremos utilizar el disco duro para almacenar información de nuestra vida personal, archivos que tienen que ver con el ocio o datos de nuestro trabajo, uno de estos dispositivos sea la mejor alternativa. Los podemos encontrar de 500 GB o incluso de varios TB.
 
La conectividad es también un aspecto que no debemos dejar pasar por alto en los discos externos para un Mac. Cierto es que todavía podemos toparnos con algunas conexiones como la de USB 2.0. Sin embargo, esta ha quedado totalmente obsoleta dando lugar a la conexión USB 3.0. Sin embargo, si lo que necesitamos es un disco duro con un gran rendimiento, y mucho más si cabe en el caso de haber elegido un disco duro de tipo SSD, lo mejor que podemos hacer es adquirir uno con conectividad Thunderbolt.
 
Sin lugar a dudas, para terminar, habría que hablar del precio. Y es que el precio de estos periféricos variará en función de sus especificaciones. Pero no os preocupéis porque ahí entramos nosotros. Gracias a la gran base de datos de que disponemos, os podemos brindar una gran comparativa de muchos modelos de modo que en cuestión de segundos podáis decidiros por el disco duro que tenga la mejor relación calidad-precio.
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies