SSD

SanDisk Extreme SSD portátil

SanDisk Extreme SSD
Escrito por Lurdes

Pese a que todavía son opciones un poco caras en comparación con una memoria USB, actualmente los SSD externos se han posicionado como una de las alternativas más prácticas y convenientes que se pueden encontrar cuando se trata de almacenamiento, no solo por su portabilidad, sino también por el rendimiento que ofrecen.

Es por eso que con el paso del tiempo, es mayor la cantidad de fabricantes que se dedican a lanzar unidades SSD externas dentro del mercado. En este sentido, una muy buena opción a considerar es el SanDisk Extreme Portable SSD.

Este dispositivo de almacenamiento es un SSD externo de tamaño reducido y muy resistente, el cual, fue elaborado con el propósito de ajustarse perfectamente a las necesidades que pueda presentar cualquier usuario. El mismo, se encuentra disponible en distintas capacidades, como 250GB, 1TB, 500GB y/o 2TB, de modo que cada usuario tiene la oportunidad de escoger aquel que se ajuste mejor a sus necesidades, dependiendo del uso que desee darle.

SanDisk Extreme SSD portable

Al ser un dispositivo portátil basado en memoria SSD (State Solid Disk, que se traduciría como “discos de estado sólido”), es un disco sin partes móviles que al mismo tiempo es de tipo no volátil, siendo muy parecido a las tarjetas de memoria utilizadas en las cámaras, además, entre sus ventajas podemos destacar su rapidez, consumo, dimensiones y una mínima producción de calor y/o ruido. Igualmente, es un tipo de disco que hasta el momento había contado con un alto coste, razón por la cual, su introducción dentro del mercado se llevó a cabo de manera lenta.

Características del SanDisk Extreme SSD

Asimismo, hay que decir que el SanDisk Extreme SSD es una unidad de almacenamiento portátil, la cual, presume de contar con un formato “de bolsillo” que si bien le permite pesar únicamente 79gr, garantiza su alta resistencia y ofrece una elevada velocidad en el momento de la transferencia de datos.

Su carcasa se encuentra pensada con el fin de soportar una gran variedad de temperaturas, entre 0-45º C para funcionar, y/o 20-70ºC para almacenamiento de datos; de igual manera, tiene una gran resistencia ante el agua y el polvo (dispone de certificación IP55).

Aunque no cuenta con ranura para tarjetas, pero incluye una conexión USB 3.1 de 2da generación, la cual ofrece velocidades de lectura de alrededor de  550MB/seg. También posee un adaptador Type-C to Type-A y un cable USB Type-C to Type-C, por lo que de acuerdo con su fabricante, se podrá usar con cualquier tipo de Mac y PC.

Igualmente, posee una compatibilidad inmediata tanto con Mac OS como con Windows según la capacidad que se quiera. Su precio varía entre  87 y 612 euros.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies